Archivos para las entradas con etiqueta: viajes

Si alguna vez escuchaste sobre Mancora y su comparación con Montañita, seguro te dieron ganas de ir. Pero la idea de salir del país sin saber como es el viaje y mucho menos de cuanto se gasta es lo que detiene a muchos. Mi experiencia (como de costumbre, de ir a ver que se hace) me llevó con 3 amigos a visitar tierras peruanas. A pedido del público les dejo este post de 10 puntos clave para pasar un fin de semana en Mancora con menos de $100.

1. Transporte. En el Terminal Terrestre puedes tomar un bus de CIFA, nosotros optamos por el de las 04h45, hay salidas cada dos horas aproximadamente. Al comprar el pasaje te entregarán dos papeles para entregar en migración, guárdalos bien. Ten cuidado con tu equipaje de mano, ya que se suben pasajeros en Yaguachi o Naranjal que van camino a Machala y pues…uno nunca sabe.

2. Migración. CIFA hace dos paradas obligatorias, en la salida de Ecuador y en el ingreso a Perú. Baja con TODO tu equipaje de mano, no dejes nada en el bus. Si llegaste con tiempo al terminal, llena los papeles con la información requerida de una vez, así no pierdes tiempo en la cola. Puedes entrar a Perú con tu cédula de identidad o con tu pasaporte. NO se necesita visa y los trámites en migración no cuestan nada. En el control de ingreso a Perú puedes cambiar ya los dólares a soles. El cambio está a 2,60 soles, aunque en Mancora encuentras a 2.70 (en Lima me dieron el dólar a 2,80) Puedes cambiar unos $30 y ya tienes unos 78 soles (que es lo que yo hice) suficientes para sobrevivir un día.

1 Nuevo Sol Peruano = 0,36075 Dólares Estadounidenses


3. Tumbes. El bus llegará hasta la Terminal de CIFA en Tumbes. Nosotros tomamos una mototaxi hasta Zorritos (la primera playa que visitamos) y nos cobró 40 soles. Si el muy sabido se pone a dar vueltas amablemente para ayudarte a encontrar hotel, te cobrará mínimo 10 soles. Así que no te dejes ver la cara, la sabidez criolla también la ves en tierras peruanas.

4. Zorritos. No, no es una playa alternativa. Zorritos es un balneario que de balneario en si, no tiene mucho. Las olas son fuertes y la arena está en desnivel desde que entras al agua, por lo que es perfecta para al menos llevarte un susto en el mar. Mi recomendación: entra con cuidado y no te hagas el valiente que por más nadador olímpico que seas, la corriente arrastra. Chapotear en la orilla es una opción.

5. Comida. Puedes almorzar un plato de chicharrón de pescado, viene con ensalada y arroz a tan solo 4 soles. La jarra de limonada para 4 está a 4 soles también. En total, comes con 5 soles o sea $1.80. ¡una ganga!

Zorritos, al ser una de las playas más alejadas de Lima no verás mucho turista. Es un pueblo pequeño, pero limpio y ordenado. Alquilan baños, hay tiendas pero por lo que noté estando en el día, no se ve mucha vida nocturna. Es perfecto para pasar el día, la arena es blanca, llena de conchitas y piedras pequeñitas, toda una exfoliación natural 🙂

6. Camino a Mancora. Desde Zorritos, llegas a Mancora en Combi, asi le dicen a nuestras queridas furgonetas, el pasaje está a 8 soles por persona y llegas aproximadamente en una hora y algo más. Más o menos como ir desde el peaje de Guayaquil hasta Playas.

7. Mancora. La Combi te dejará en el pueblo, hay tiendas, artesanías, cybers, bares, restaurants, hoteles, hostales y más. Hay más mototaxis que autos y todo está a un sol o dos de distancia. La Combi nos dejó en todo el Malecón de Mancora, ahí encontramos hospedaje a 25 soles por persona. Habitación doble, TV (con cable), baño, piscina, balcón por $9 por persona. Si, así de increible. Lástima que no alcanzamos habitación en ese, pero en la esquina del ingreso al Malecón está La Casa de Betty (1 y 2) donde nos costó lo mismo pero sin piscina. Lo mejor de todo, es que en recepción venden los pasajes de CIFA hacia Guayaquil a $15 (40 soles), salen en 3 horarios: 12h30-15h30 y otro que no recuerdo. Tomamos el de las 12h30 y estuvimos en el Terminal Terrestre de Guayaquil a las 20h00.

8. La playa de Mancora. Es extensa, el mar es mucho más tranquilo que en Zorritos, pero las olas siguen siendo fuertes; no por algo es visitada por surfistas, a quienes los ves en alta mar esperando las olas más grandes. La playa está resguardada por la Policía (por lo que pude apreciar mientras estuve ahí), asi que si vas a amanecerte bebiendo en la arena no creas que dormirás plácidamente ahí echado hasta el medio día, al menos un par de guardias estarán híncandote con el tolete.

9. Comida en Mancora. Olvidé comentar que el 99.9% de la comida que probé es picante. A veces ridículamente picante para mi gusto. Los ceviches no son como los nuestros, personalmente prefiero los peruanos aunque parezcan una enorme ensalada de mariscos curtida con limón…y ají. Una super ceviche para 4 personas está a 30 soles. $10,83 o sea $2.75 ¡¿Dime, donde comes un ceviche mixto a $2,70?!

Mojito y Pisco Sunrise

¿Me creerían si les digo que llegamos tan cansados y nunca salimos a conocer la vida nocturna? Alcanzamos a merendar unas hamburguesas (picantes por cierto) y cócteles para todos. Hay promociones de 2×1 de cocteles clásicos (para ellos el Pisco es clásico) a 15 soles. 7,50 por persona = $2,70. ¡Oh que maravilla! Nuestro plan era comprar algunas cosas en una licorera y beber en la playa hasta el amanecer, pero quedó en eso…en planes. XD

10. Artesanías y demás. No compré nada pues fuimos en plan ahorro, pero lo que pude ver es la clásica bisutería playera, ropa y demás. La verdad no estaban costosas, por ejemplo un vestido con un diseño bonito a $25. Trajes de baño a $16 y sombreros a $8. Por cierto, la atención al extranjero es muy buena.

Olvide comentarles lo hermosa que es la vista en el carretero. Pues aquí les dejo unas fotos, ¡disfruten el viaje y suerte! 🙂

El hermoso atardecer en Mancora :’)

Del otro lado del carretero 🙂

Este es otro post, servicio a la comunidad. En vista de que varias ocasiones ya me han preguntado cuanto cuesta, cuanto le vale el pasaje, la comida, la estadía y demás gastos, decidí publicar unos breves consejos para no llegar como gil.

De aquí hasta la frontera: Si vas en avión, fácil. Pero que pasa sino tenemos los $298 (incluido impuestos para el pasaje). El bus, suena pesado y ladilla como cuando se viaja a Quito por Transportes Ecuador, pero no se parece en nada (al menos no todo el viaje). Si estás en Guayaquil, desde el Terminal Terrestre, salen buses hacia Tumbes. Aproximadamente 6 horas de viaje y a $7 el pasaje. Es probable que te toque viajar entre pollos y gallinas, pero cuando la crisis está presente, la resignación aparece. Hay furgonetas que salen hasta Huaquillas, pero luego tienes que cruzar la frontera en taxi y a pie. Asi que yo preferí en la ida, tomar el bus directo a Tumbes. Este se detiene dos veces para que selles tu salida de Ecuador e ingreso a Perú, guarda bien los papelitos que te den (la tarjeta andina). En uno de estos sitios ya puedes cambiar dólares por soles. Verás como por $30 te dan como 90 soles…¡wow! ¡Te sentirás como millonario en sucres! xD (Por cierto si vas desde Quito, lo pensaría 2 veces…son 10 horas hasta Guayaquil :S)

Tumbes: Te bajarás del bus y un calor infernal te derritirá el cerebro. Bienvenidos a Tumbes. Siendo guayaquileña sentí que me cocinaba, no me quiero imaginar que sentirá un serrano. Llegué a la terminal de CIFA (cooperativa por la que viajé) y tomé una mototaxi (pagas solo 2 soles) y luego de unos minutos sacudiendome como canguil en olla, llegué a la terminal de CIVA.
Con la ayuda de un amigo desde Lima ya tenía mi pasaje reservado. Encargué ahí mis maletas y salí unas cuadras más adelante a comer algo y a un cyber. El seco de cabrito es muy bueno (recomendado).

Y hasta parece que es el mismo cyber…

Hacia Lima: Nos esperan 19 horas de largo viaje y uno se imagina que llegará con el trasero aplanado, pero no. Antes de subirte al bus, en la estación puedes pegarte un baño en las duchas que alquilan por un sol, pero con el sol que hace en Tumbes por más baño igual se suda como tapa de olla…bueno al menos te refresca algo. Volviendo al tema del bus, los buses de CIVA salen solo durante 4 horas en la tarde. En el carretero por Mancora, verás la caída del sol (es her-mo-so) es ahí cuando entendí porque tienen que salir antes de que anochezca, no hay luz y las curvas en el camino si son para tenerles respeto.
No recuerdo en que pueblo el bus se detuvo para el típico control policial en el que hacen bajar a todos los pasajeros en una estación. Luego de eso, el camino es largo… en el bus te darán merienda y desayuno, los asientos son cama (completamente reclinables, con almohada y colchita), hay lucecitas para lectura, tienes audífonos, control remoto, monitor con películas y música ya grabadas para que el viaje no sea tan desesperante. Por cierto, hay aire acondicionado, el baño es amplio y siempre está limpio.

El super bus, me tocó el 2do piso (ahí estan las camas 180º)

Ya vienen sin el forro plástico, claro

En Lima: Luego de 19 horas acostada (el sueño de cualquier vago que se respete) llegué a Lima, a la Av. Javier Prado para ser exactos. Un taxi hasta el Hostal en el que me quedé no debe subir de los 10 soles (según me dijeron) y mis habilidades regateadoras lo lograron (ya que el acento delata que somos turistas).

La Av. Javier Prado

Hostal: En el distrito de Miraflores, el aniñado de Lima, se encuentra el Che Lagarto, un hostal bueno, bonito y barato. Puedes quedarte en un dormitorio compartido con 3 o 5 personas más, con baño propio y te tocará alguna cama de las literas. Tuve la suerte de que casi no me tocaron compañeros para esas fechas, asi que tuve cama para dormir 4 horas en cada una xD. Ah, el desayuno gringo te viene incluido, el internet es gratis en una de las 3 máquinas del mini-cyber que tienen disponible por la sala. Hay un bar (prueba el Pisco Sour), televisores y un ambiente agradable para compartir con otros turistas…toda esta maravilla si reservas por internet a tan solo 5 dolaritos la noche. 🙂

Por aquí entras…(Av. Shell y Larco)

Y este es el Hostal

Turisteando: Tienes todo el distrito de Miraflores para caminar y visitar. Al menos fue el que alcancé a conocer ya que no estuve muchos días. A lo largo de la Av. Larco tienes sitios para comer y comprar de todo un poco. Puedes visitar Larco Mar en el malecón que es como el nuestro pero más grande y con playa en lugar del río gris.

Larcomar

Si mal no recuerdo por ahí queda la calle de las pizzas 😛

Otro de los distritos que pude conocer fue Barranco (en la noche es mucho más lindo), siendo lunes los bares y restaurantes estaban abiertos.

Justo estuve en ese sitio de azul, ahí los anticuchos son riquísimos

Por ahí leía en un blog que lo bueno de Lima se acaba cuando termina la Av. Javier Prado, seguramente ahí lo turistico termina, no estoy segura. Llegué a conocer otro distrito llamado Ate ahí se encuentra la explanada del Monumental donde vi a Placebo aparte del concierto solo vi casas alrededor, pasé 12 horas haciendo fila así que lo único que visité fue la tienda que estaba cerca xD.

Clima: Yo viajé en abril asi que no estaba ni tan frio como Quito, ni caliente-desesperante como Guayaquil. En el día por lo general está nublado (yei!) y fresco tirando a frio. Si hace sol, igual estará fresco, al menos para un guayaco… en la noche si hace un poco de frio, pero igual el clima no deja de ser delicioso 🙂 (repito, si no te gusta el calor de Guayaquil claro). Con todo sería bueno que consultes como está el clima para cuando viajes.

Dinero: El sol está como a $2,80 casi 3 veces la diferencia. Con $40 ya tienes 120 soles asi que si te metes a comprar a una de esas tiendas de ropa donde todo está en oferta, como las blusas desde 7 soles gritarás: ¡yupi! 😀

Comida: Ceviches a millares surgir. Pero como no soy amante de los mariscos no les paré bola. Los anticuchos son…no, no lo diré. A mi me hicieron probarlos y luego me dijeron que era, asi que haré lo mismo. Combos de hamburguesas tapa-arterias en Bembos te matan el hambre por 12 soles, aunque hay huequitos en los que encuentras almuerzo a 4 soles, comprobado. La gastronomía peruana es realmente extensa, tendría que vivir un tiempo allá para comprobar la variedad. 😀

Se acabó lo bueno, de regreso a Ecuador: Dejamos Lima por la ventana del bus y 19 horas esperan de regreso, como ya nos conocemos el camino la ansiedad disminuye. /Bis/ con el viaje.

En mi caso hubo una variante en ese momento ya que necesitaba regresar en menos de 6 horas a Guayaquil, asi que tomé un taxi por 20 soles hasta Huaquillas. Puedes pedirle al taxista que se detenga en migración para que entregues uno de los papelitos que guardaste y salir de Perú tranquilamente. Lastimosamente el taxi se detiene bajo el letrero de “Bienvenidos a Ecuador” y ahí si…a caminar. Tendrás que cruzar la frontera a pie, bajo el mismo sol infernal por una especie de bahía, pero la bahía que nosotros conocemos…(ver foto)

Luego de esto, no olvides ir a sellar ahora el papelito con el que entras a Ecuador (malditos papeleos) y ahí si puedes tomar una furgoneta de Transfosur en la que llegas a Guayaquil en 4 horas exactamente. Esta sale con solo 6 personas cada media hora y te dejan en la Base Naval Norte o en el centro (no se donde porque yo me bajé en la primera).

En total son como 25 horas de viaje, pero el paseo vale la pena. Como estuve de placebofan no conocí más de lo que escribí. Entre todo lo visitado, comido, viajado y comprado (claro que yo gasté como $180 en la entrada al concierto) gasté no más de $400. Viajar en bus te ahorra unos $100 a $150 depende la temporada, lo cual conviene para gastartelos paseando allá…luego de esto, nadie te quita lo vivido 😀