Archivos para las entradas con etiqueta: Perú

La aventura empezó el jueves 27 de octubre a las 19h30 en el Terminal Terrestre cuando nos subimos al bus de CIFA con un cerro de maletas llenas de emoción, misma emoción que a ratos se nos iba por el dolor de espalda de los “asientos cama” que tuvimos que aguantar hasta el medio día que llegamos a Piura, de ahí tomamos otro bus, esta vez uno de Cruz del Sur hasta las 07h00 del sábado 29 que llegamos a Lima finalmente.

Luego de pasar un divertido sábado en Lima, llegó el gran día, nos arreglamos temprano y al medío día salimos para Scencia, el Centro de Convenciones donde se presentaba The Kills. Llegamos tan temprano que aún estaban recogiendo sillas de un evento anterior, nos quedamos ahí de pie un rato viendo como poco a poco empezaron a armar el escenario de lo que sería una de las noches más geniales de este año.

Hablamos con uno de los del Staff a ver si sería posible tomarnos una foto y conseguir el autógrafo pero antes de que nos confirme el dato, los de seguridad nos pidieron que salgamos a hacer fila como todos 😦 Salimos, eran casi las 14h00 y comenzó la espera…

Con entrada en mano, a las 20h40 ya estabamos adentro esperando que empiece el show. Como dice mi viejo y conocido refrán: El que madruga encuentra puesto temprano u__u Efectivamente el ir temprano hizo que estemos no en primera fila, sino ¡al pie del escenario!…y salieron ese par, Alison Mosshart con su cabello entre fucsia y negro y Jamie con una suave sonrisa, saludaron al público y empezamos todos a movernos como locos con No Wow. Los tacos de Alison hacían que se resbale en el escenario, así que mientras cantaba, le empezó a poner cinta al piso, siguió Future Starts Slow, Heart is beating drum y con Cheap and Cheerful nos alocamos otra vez. Confieso que cuando tocaron DNA me quedé sin garganta, la coreamos completa…en si no dejé de corear todo el concierto. DNA, Satellite y Last Day of Magic seguidas fue demasiado para mi corazoncito. ❤

Filmadas humildemente con mi cybershot desde la primera primerísima fila, Pezuña Box XD

Black Balloon, con la gente y sus globos negros en mano y Last Goodbye, los momentos emotivos de la noche. El concierto terminó con Fried My Brains, lamentablemente sus canciones son tan cortas que todo se nos hizo tan rápido…¡pero intenso! Cuando Alison y Jamie se retiraron con los aplausos y gritos de emoción de todos nosotros, me ayudaron a subirme al escenario, con medio cuerpo arriba alcancé a arrancar del piso el setlist con el que Alison se guió todo el concierto, guardé bien esa hoja y salimos corriendo con dirección al Hotel Westin donde se hospedaba The Kills.

El hotel es tan aniñado que sentí que nos iban a cobrar hasta por pisar las alfombras…y asi fue. Debo reconocer que la atención es tan polite que desde el guardia nos abrió las puertas y entramos como si estuviesemos hospedados en la suite presidencial, nadie nos preguntó a donde ibamos ni nada, caminamos hacia el bar como si nada, nos sentamos y pedimos unos cuantos tragos… unos cuantos que dieron como resultado una cuenta de $200 (un par de Red Bull nos costaron $20) pero todo valió la pena ya que nos acercamos a Alison cuando entró al lobby del hotel, fui con Claudia y le dijimos: Alison nos puedes firmar esto? y ella: Oh si, seguro! (todo en inglés claro). Luego se acercaron los demás, con revistas y todo lo que sea firmable, le dijimos que viajamos 30 horas por bus para verla y ella nos sonrió y muy amablemente se tomó fotos y me firmó mi setlist. ❤

Pagamos la mega cuenta y salimos más que felices, a actualizar nuestros estados de facebook y fotos de perfil a esperar los comentarios. Luego de conocer a Placebo y Alison Mosshart…Jack White eres el siguiente.

Para ver las fotos del concierto, click aquí.

Anuncios

Si alguna vez escuchaste sobre Mancora y su comparación con Montañita, seguro te dieron ganas de ir. Pero la idea de salir del país sin saber como es el viaje y mucho menos de cuanto se gasta es lo que detiene a muchos. Mi experiencia (como de costumbre, de ir a ver que se hace) me llevó con 3 amigos a visitar tierras peruanas. A pedido del público les dejo este post de 10 puntos clave para pasar un fin de semana en Mancora con menos de $100.

1. Transporte. En el Terminal Terrestre puedes tomar un bus de CIFA, nosotros optamos por el de las 04h45, hay salidas cada dos horas aproximadamente. Al comprar el pasaje te entregarán dos papeles para entregar en migración, guárdalos bien. Ten cuidado con tu equipaje de mano, ya que se suben pasajeros en Yaguachi o Naranjal que van camino a Machala y pues…uno nunca sabe.

2. Migración. CIFA hace dos paradas obligatorias, en la salida de Ecuador y en el ingreso a Perú. Baja con TODO tu equipaje de mano, no dejes nada en el bus. Si llegaste con tiempo al terminal, llena los papeles con la información requerida de una vez, así no pierdes tiempo en la cola. Puedes entrar a Perú con tu cédula de identidad o con tu pasaporte. NO se necesita visa y los trámites en migración no cuestan nada. En el control de ingreso a Perú puedes cambiar ya los dólares a soles. El cambio está a 2,60 soles, aunque en Mancora encuentras a 2.70 (en Lima me dieron el dólar a 2,80) Puedes cambiar unos $30 y ya tienes unos 78 soles (que es lo que yo hice) suficientes para sobrevivir un día.

1 Nuevo Sol Peruano = 0,36075 Dólares Estadounidenses


3. Tumbes. El bus llegará hasta la Terminal de CIFA en Tumbes. Nosotros tomamos una mototaxi hasta Zorritos (la primera playa que visitamos) y nos cobró 40 soles. Si el muy sabido se pone a dar vueltas amablemente para ayudarte a encontrar hotel, te cobrará mínimo 10 soles. Así que no te dejes ver la cara, la sabidez criolla también la ves en tierras peruanas.

4. Zorritos. No, no es una playa alternativa. Zorritos es un balneario que de balneario en si, no tiene mucho. Las olas son fuertes y la arena está en desnivel desde que entras al agua, por lo que es perfecta para al menos llevarte un susto en el mar. Mi recomendación: entra con cuidado y no te hagas el valiente que por más nadador olímpico que seas, la corriente arrastra. Chapotear en la orilla es una opción.

5. Comida. Puedes almorzar un plato de chicharrón de pescado, viene con ensalada y arroz a tan solo 4 soles. La jarra de limonada para 4 está a 4 soles también. En total, comes con 5 soles o sea $1.80. ¡una ganga!

Zorritos, al ser una de las playas más alejadas de Lima no verás mucho turista. Es un pueblo pequeño, pero limpio y ordenado. Alquilan baños, hay tiendas pero por lo que noté estando en el día, no se ve mucha vida nocturna. Es perfecto para pasar el día, la arena es blanca, llena de conchitas y piedras pequeñitas, toda una exfoliación natural 🙂

6. Camino a Mancora. Desde Zorritos, llegas a Mancora en Combi, asi le dicen a nuestras queridas furgonetas, el pasaje está a 8 soles por persona y llegas aproximadamente en una hora y algo más. Más o menos como ir desde el peaje de Guayaquil hasta Playas.

7. Mancora. La Combi te dejará en el pueblo, hay tiendas, artesanías, cybers, bares, restaurants, hoteles, hostales y más. Hay más mototaxis que autos y todo está a un sol o dos de distancia. La Combi nos dejó en todo el Malecón de Mancora, ahí encontramos hospedaje a 25 soles por persona. Habitación doble, TV (con cable), baño, piscina, balcón por $9 por persona. Si, así de increible. Lástima que no alcanzamos habitación en ese, pero en la esquina del ingreso al Malecón está La Casa de Betty (1 y 2) donde nos costó lo mismo pero sin piscina. Lo mejor de todo, es que en recepción venden los pasajes de CIFA hacia Guayaquil a $15 (40 soles), salen en 3 horarios: 12h30-15h30 y otro que no recuerdo. Tomamos el de las 12h30 y estuvimos en el Terminal Terrestre de Guayaquil a las 20h00.

8. La playa de Mancora. Es extensa, el mar es mucho más tranquilo que en Zorritos, pero las olas siguen siendo fuertes; no por algo es visitada por surfistas, a quienes los ves en alta mar esperando las olas más grandes. La playa está resguardada por la Policía (por lo que pude apreciar mientras estuve ahí), asi que si vas a amanecerte bebiendo en la arena no creas que dormirás plácidamente ahí echado hasta el medio día, al menos un par de guardias estarán híncandote con el tolete.

9. Comida en Mancora. Olvidé comentar que el 99.9% de la comida que probé es picante. A veces ridículamente picante para mi gusto. Los ceviches no son como los nuestros, personalmente prefiero los peruanos aunque parezcan una enorme ensalada de mariscos curtida con limón…y ají. Una super ceviche para 4 personas está a 30 soles. $10,83 o sea $2.75 ¡¿Dime, donde comes un ceviche mixto a $2,70?!

Mojito y Pisco Sunrise

¿Me creerían si les digo que llegamos tan cansados y nunca salimos a conocer la vida nocturna? Alcanzamos a merendar unas hamburguesas (picantes por cierto) y cócteles para todos. Hay promociones de 2×1 de cocteles clásicos (para ellos el Pisco es clásico) a 15 soles. 7,50 por persona = $2,70. ¡Oh que maravilla! Nuestro plan era comprar algunas cosas en una licorera y beber en la playa hasta el amanecer, pero quedó en eso…en planes. XD

10. Artesanías y demás. No compré nada pues fuimos en plan ahorro, pero lo que pude ver es la clásica bisutería playera, ropa y demás. La verdad no estaban costosas, por ejemplo un vestido con un diseño bonito a $25. Trajes de baño a $16 y sombreros a $8. Por cierto, la atención al extranjero es muy buena.

Olvide comentarles lo hermosa que es la vista en el carretero. Pues aquí les dejo unas fotos, ¡disfruten el viaje y suerte! 🙂

El hermoso atardecer en Mancora :’)

Del otro lado del carretero 🙂