Archivos para las entradas con etiqueta: Humor

Gracias a nuestro querido representante de la música nacional (!) Delfin Quishpe, les dejo estos instants muy útiles a la hora de expresar nuestra desesperación luego de impresiones mal realizadas, cambios de última hora en los diseños, falta de salsas cuando se pide a domicilio, y hasta cuando se llega al cine después de los trailers u__u

INSTANT 1

INSTANT 2

😀 ¡Risas aseguradas! 😀

Anuncios

Si estás aburrido de la mismas posturas, revisa este interesante Kamasutra geek…el placer de arreglar tu computador! xD

 

 

Finaliza noviembre. Empiezan las ofertas navideñas en los almacenes, la decoración roja con verde, jojojo, renos, pinos, luces, jojojo, el pavo, un gordito regalón, los décimos, el tráfico, más jojojo y de repente lo que es de esperarse, abres la bandeja de entrada de tu mail o facebook y fijo hay un par de invitaciones a las cenas navideñas.

Retrocedamos unos años en nuestras vidas para analizar de donde provienen…(Me referiré a las épocas de mi colegio, ya que en universidad la convivencia con mis compañeros está más fresca).

Estás a punto de salir de tu último año de secundaria y a la más amorosa de tus compañeras se le ocurre la idea de celebrar con una pequeña cena, porque será el último año que serán compañeras de curso. Todas que no pasan de los 17 en su mayoría, celebran inocentemente en casa de alguna, bebiendo coca-cola, un arrocito con pollo y contándose anécdotas del año aún en curso.

Te graduas y cada quien empieza a hacer su vida en diferentes universidades y carreras. Entonces otra vez llega finales de noviembre y empieza la invitación a la cenita navideña. El primer año es emocionante, ves a tus amigos y compañeros luego de un año y estás curiosa por escuchar esas emocionantes historias de cada uno. Regalitos van y vienen, dos y tres cucharadas de pavo con relleno, una que otra risa…pero cuentas los asistentes y faltan como 5. Ok, el próximo año seguro vienen.

Pasan dos años, no has visto a tus compañeros en algún tiempo. Llegas y te das cuenta que no vas vestida lo suficientemente adecuada para la ocasión. Ok, para el próximo año te asegurarás pasar por Optimoda un par de días antes. Te sientas, conversas, comes, medio bailas, hasta que de repente la gente quiere cambiar de planes porque se aburrió. Ahora tendrás que dejar a un lado la amena conversación para compartir taxis que te dirigen a salidas improvisadas donde por cierto tus padres no tienen idea y tu no tienes el permiso para asistir. A la final vas, pero te das cuenta que hubiese sido mejor que todos se quedaran donde se había iniciado la reunión. Cuentas los asistentes en la discoteca de turno y hay 7 menos. Ok, el otro año segurito vienen.

¿A bailar? ¿Pero que coño de integración es esa?

Estás a la mitad de tu carrera en la U, esta vez te aseguraste de comprar ropa nueva para estrenar (asegurándote de quitarle la etiqueta), llegas y siempre habrá uno que esté mejor vestido que tú. Total para lo que importa -piensas- . Esta vez la cena está más reducida, el tiempo para conversar es mínimo y la farra está por iniciarse… cada uno coge sus cosas y entonces yo exclamo: -“¿Que carajo? ¿Y la reunión?. De repente escucho respuestas femeninas como: -“Es que queremos farrear cada una trajo a su novio y pues nos vamos en parejas allá nos encontramos”. Ok, cuento los asistentes y esta vez faltan como 10, y yo me voy para mi casa…

Llegar y encontrar a tus ex compañeras así, no tiene precio xD

Pasan cuatro años, algunos graduados, otros egresados, otros desertaron… esta vez la cena ya no será en casa de algún compañero, será en algún restaurant donde iremos a compartir la cuenta y una amena velada. Pero ni la cuenta se comparte equitativamente ni la velada es muy amena que digamos. Entonces te das cuenta que esas compañeras con las que menos hablabas ahora ya no las soportas, aguantas un par de conversaciones  más superficiales que merengue de torta de matiné, la espera por la comida se te hace más larga que recorrido de Metrovía y el aburrimiento está a punto de hacerte caer sobre la bandeja de pan con mantequilla. Llega al fin la dichosa cena, conversas con quienes aún son tus amigos y que frecuentas al menos vía msn, pasan las horas y llega la cuenta…

¡Ahora paga hpta! Primero cuadran las cuentas del gobierno antes que cuadre la mugre cuenta de $80. Que yo no comí, que yo solo pedí agua, que yo llegué tarde, es que yo iba a pedir nada, es que mi dieta…excusas y disculpas van y vienen y fijo tres al menos terminan poniendo más de lo acordado. Cada uno se levanta y se va y ahí quedó la cena cenita. Luego de tantas complicaciones, malas caras, bocas torcidas, indirectas y demás…cuentas los asistentes de nuevo y apenas llegaron a 12. Ok, seguro el próximo año no vengo yo.

“¡Caracola! ¡Vamos a la feria!” Y mi cara es esta:

Liz sabe como hacer mi cara de ¬¬

Otro mes de Octubre, otra vez la misma feria. En mis 22 años he asistido una sola vez, con mis compañeras de colegio. Soy novelera para muchas cosas, pero luego de dar tres vueltas completas al recinto ferial me di cuenta que eso al menos, no es lo mío. Fue entonces cuando me cuestioné seriamente el haber pagado $4 (sin contar el transporte) por:

Stands de electrodomésticos, donde la línea blanca está a “precio de feria”. No estoy en planes de independizarme, así que no me interesa.

Carpas cerveceras. No me gusta la cerveza, al menos no la Pilsener, ni Brahma ni demás. A mi me gusta la Corona o la Heineken y pues…no es muy barata que digamos. Barrigas cerveceras no es mi concepto masculino como para recrear la vista. Paso.

Ehh no…gracias.

Desfiles de lenceria. ¿Quién carajo va a ver la lenceria? Nadie. Pero podemos ver como la silicona está en auge. Buena idea al que se le ocurrió estos desfiles, me pregunto si en la feria cobran por entrar a verlo… alcanzaría para financiar la feria siguiente. xD

Ojalá hubiera la misma conmoción cada que publico un post jajaja

Motos y autos. Ni para la linea blanco tengo… pero una vez más podemos ver como la silicona atrae clientes y curiosos. Se venden las bubis, se venden los carros. Idea berreada, ¡pero funciona!.

Y luego porque hablan de la “chica gasolina”…

Ropa. Camisetas con frases como “La princesita de papá”, “Mirame pero no toques”, “100% angel” …¡Ha-bla-mos!

Juegos. El toro mecánico, el paintball y la escalada tipo Spiderman. Se le va lo divertido cuando ves la fila… xD

Artistas. Los mismos de ayer, hoy y siempre, esos que son presentados como la novedad del año y nos deleitan con éxitos como los que presento a continuación:

Huele a peligro todos los octubres xD

La típica canción de la típica cover-banda de bar.

Ecuador, el 2do hogar de Vilma Palma. Estoy pensando traerlos a mi cumpleaños también xD

Axel, el que ama TODO.

En lo que queda de la semana, se presentan “Nuestros Artistas”… ¡Clásicos rockoleros!. Y para toda esa gente salsera también vienen sus artistas, pero esos sino posteo porque con los anteriores fue suficiente.

Toda #feriaqueserespete tiene su grupo objetivo bien definido y en la Feria de Durán, la fórmula funciona hace años, no tiene sentido cambiarla. Luego de este gracioso análisis mientras caminaba con los pies adoloridos entre tanta gente me di cuenta que simplemente no soy parte de ese grupo…

Que lás imagenes lo digan todo… xD

Cuando tenía 16 años, allá por los últimos años de colegio, 6to curso para ser más exacta, llegó una pequeña clon, compuesta de marcas diferentes (pero seguro todo era Made in China). Aún recuerdo su mouse sin scroll, ese tosco teclado, el pesado CPU y ese spaghetti de cables. ¡Pero no podía estar más feliz! Tenía 512 de RAM, un disco duro de 40GB y aún así me atreví a instalarle adobe, corel y hasta los sims! Y es que yo era de informática, tenía que estar a la vanguardia u_u

Tantas malas noches que pasé junto a ella, en esos tiempos aún existía macromedia, el internet era con tarjetas de On Net (aunque igual nunca tuve internet hasta que salió la banda ancha) y juntas hicimos mil y un deberes. Pero la pobre, luego de eso ya no podía más y tocó “bajarle la máquina”… Ya no recuerdo el número de formateadas y técnicos que pasaron por su sistema. Cuántos pantallazos azules, sustos, golpes y puteadas que aguantó, debo reconocer que aún así seguía funcionando como se debía (o como podía).

Pasaron 4 largos años de universidad y a cuántas casas no me la llevé (mientras los demás cargaban sus laptops) yo llevaba los cables guindados del cuello. Le expandí todo lo que humana y tecnológicamente se pudo, hasta que un día el monitor murió…el RGB se convirtió en RIP y mi mamá al apuro tuvo que comprarme uno nuevo, esta vez un LCD de 15″, una pulgada más grande…wow!

Por aquí pasaron diferentes mouses, un par de teclados, forros que nunca sirvieron para nada, cables, webcams, audífonos, parlantes. Este disco duro fue testigo de fotos y videos que están también en la ROM de mi cabeza. Diseños, cachuelos, conversaciones lámparas, bromas, encames, peleas, risas, leche y demás bebidas derramadas en el teclado, galletas y meriendas frente al monitor (las dos anteriores no me atrevo a hacer ahora), formateadas y fue cuna de virus, troyanos, griegos, romanos, vikingos y bárbaros…!

Esta pc me vió recibir dos títulos: de bachiller en informática y de licenciada en diseño y comunicación. De aquí salieron el proyecto de grado del colegio y la tesis de la U, por aquí pasaron las 10mil canciones y videos de Linkin Park (mi adicción en la adolescencia), las cientoquinientas fotos de My Chemical Romance en mis tiempos emo, de aquí salió la gráfica de una Expodiseño 2009 y unos cuántos 100/100 en deberes. Soportó la instalación y desinstalación constante de un PokerStars.net que tanto odiaba que me lo instalen. Aguantó skins para que se vea más elegante, pasó el winamp, musicmatch, windows media player y terminó en itunes (ahora con un chilión de canciones de Placebo). Aguantó karaokes, guitar pro, teclados virtuales, y demás programas piratas. Sin contar que tengo un cerro de instaladores marca bahía que parece fin de año…PURO “CUETE”!

Ahora esta pequeña pc se despide, ha sido reemplazada por la nueva iMac que vino ¡con todos los juguetes! Mi compañera de malas noches, que terminó hasta con el DVD-ROM dañado (el cual tenía que abrir con un clip), cerró su sesión conmigo. Ya no escucharé ese tÚ ru ru rú al apagarse, ni tendré que abrir el illustrator e ir a la cocina, hacerme un café y regresar a ver si ya está listo. Y después de tanto quejarme de ti, de sudar frio cada que te inhibías, luego de tanto insultarte por cerrarme programas inesperadamente, de darte 3 golpes, sacudir el CPU, desconectarte y volverte a encender…hoy me despido oficialmente de ti. Mi memoria no es insuficiente para agradecerte por estos 6 años junto a mi, que los 0 y 1 te acompañen…eres grande mi PC! 😀

PD. Que bueno saber que sigas funcionando con dignidad a pesar de todo. 🙂