¿Quién no ha tenido sueños extraños, situaciones conectadas a otras o simplemente de lo más absurdas?. Muchas veces me he levantado a consultar el significado de mis sueños que algunos son recurrentes y otros no los he vuelto a tener. De todas maneras, prefiero no cuestionarme más al respecto y dejarme llevar por ese mundo irreal que nos espera con tan solo cerrar los ojos.


Anasomnia es una impresionante animación que funciona con la web cam encendida…y nuestras luces apagadas. Solo baja el interruptor y verás como Ana empieza a tener sueños de lo más surrealistas. No olvides subirle el volumen a tus parlantes, los sonidos que acompañan sus sueños son de lo más cautivadores. Por cierto, si no tienes webcam al cargar la página al inicio puedes dar en la opción ‘NO’ y jugar manualmente.

Una vez más los alemanes nos sorprenden, Rostlaub es el estudio de animación que creó esta aplicación combinando arte, diseño, música e ilustración. La mente de Ana vagará a través de recuerdos, figuras y formas aleatorias.

Apaga la luz y entra al mundo de Anasomnia, donde la imaginación trabaja cuando nadie está viendo.

http://www.anasomnia.com/


“¡Caracola! ¡Vamos a la feria!” Y mi cara es esta:

Liz sabe como hacer mi cara de ¬¬

Otro mes de Octubre, otra vez la misma feria. En mis 22 años he asistido una sola vez, con mis compañeras de colegio. Soy novelera para muchas cosas, pero luego de dar tres vueltas completas al recinto ferial me di cuenta que eso al menos, no es lo mío. Fue entonces cuando me cuestioné seriamente el haber pagado $4 (sin contar el transporte) por:

Stands de electrodomésticos, donde la línea blanca está a “precio de feria”. No estoy en planes de independizarme, así que no me interesa.

Carpas cerveceras. No me gusta la cerveza, al menos no la Pilsener, ni Brahma ni demás. A mi me gusta la Corona o la Heineken y pues…no es muy barata que digamos. Barrigas cerveceras no es mi concepto masculino como para recrear la vista. Paso.

Ehh no…gracias.

Desfiles de lenceria. ¿Quién carajo va a ver la lenceria? Nadie. Pero podemos ver como la silicona está en auge. Buena idea al que se le ocurrió estos desfiles, me pregunto si en la feria cobran por entrar a verlo… alcanzaría para financiar la feria siguiente. xD

Ojalá hubiera la misma conmoción cada que publico un post jajaja

Motos y autos. Ni para la linea blanco tengo… pero una vez más podemos ver como la silicona atrae clientes y curiosos. Se venden las bubis, se venden los carros. Idea berreada, ¡pero funciona!.

Y luego porque hablan de la “chica gasolina”…

Ropa. Camisetas con frases como “La princesita de papá”, “Mirame pero no toques”, “100% angel” …¡Ha-bla-mos!

Juegos. El toro mecánico, el paintball y la escalada tipo Spiderman. Se le va lo divertido cuando ves la fila… xD

Artistas. Los mismos de ayer, hoy y siempre, esos que son presentados como la novedad del año y nos deleitan con éxitos como los que presento a continuación:

Huele a peligro todos los octubres xD

La típica canción de la típica cover-banda de bar.

Ecuador, el 2do hogar de Vilma Palma. Estoy pensando traerlos a mi cumpleaños también xD

Axel, el que ama TODO.

En lo que queda de la semana, se presentan “Nuestros Artistas”… ¡Clásicos rockoleros!. Y para toda esa gente salsera también vienen sus artistas, pero esos sino posteo porque con los anteriores fue suficiente.

Toda #feriaqueserespete tiene su grupo objetivo bien definido y en la Feria de Durán, la fórmula funciona hace años, no tiene sentido cambiarla. Luego de este gracioso análisis mientras caminaba con los pies adoloridos entre tanta gente me di cuenta que simplemente no soy parte de ese grupo…

Hoy estuve en casa de una persona muy especial, llevamos alrededor de 8 años siendo amigas. Al entrar a su casa, recordé las veces en que le gritaba en la puerta: “¡Esconde a tu perro!” luego entraba con la mochila como escudo por si acaso el perro se escape. Subíamos las escaleras donde nos esperaba el computador con un cerro de deberes, fundas de snacks, y el perrito peludo que me causaba tanta alergia (es que el perrito ya se había salido del escondite donde lo dejaba supuestamente).

En clase nos sentabamos juntas con otra amiga, ella me contaba de su sueño de salir del colegio y estudiar algo relacionado a la TV y luego trabajar en eso. Al poco tiempo lo consiguió, mucho antes de yo termine de entender el diseño gráfico. Recuerdo los sanduches con queso y mantequilla tan deliciosos que su abuelita le mandaba para el recreo (uno para ella y uno para mi). Mi abuelita al contrario me mandaba dos manzanas…la otra era para ella. Miles de veces me acompañó hasta las 5pm en la esquina del colegio a esperar que pase el bus que me llevaba a casa. Salíamos a las 14h30 pero por seguir conversando, ya habían pasado una docena de buses. Aún recuerdo las conversaciones sin sentido o las que eran solamente para hablar de la vida…de la vida de las demás de nuestro curso XD. Risas, chistes y bromas porque jamás podíamos estar sin hablar alguna tontería.

Al entrar a su baño recuerdo la mala cara que tenía a las 6am luego de habernos amanecido con algún trabajo de programación o un proyecto de diseño; como nuestra librería Pekes, por la que sufrimos para entrar la linea gráfica a tiempo. Apenas tenía 15 años y ya estaba empezando a conocer la triste vida del diseñador. Aún me acuerdo de sus palabras de ánimo: “Ya Andrea despiertate carajo que ya llegamos al colegio” con olor a café con leche y a tostada con queso.

Hay aún tantas cosas que nos faltan por vivir, solo que ahora ella será mamá. Y pienso que no lo creeré hasta que vea a su bebé en sus brazos. Aunque la noticia hizo que se me vaya el alma al piso son estos los momentos en los que por más que le quieras decir: “¡¿Estás loca? Ya te jodiste!”, le sonries y la apoyas. Se que nuestras vidas cambiarán, talvez ya no la entienda cuando me hable de maternidad ni del precio de un pañal y aunque ya no la vea seguido en fiestas y demás agasajos, solo puedes decirle con el mismo cariño que sientes por ella que serás feliz tía de su frejolito.

¡Suerte linda, te quiero muchísimo! 🙂

Que lás imagenes lo digan todo… xD

Bien dicen que nadie es perfecto, mis padres me dotaron de unos genes que me hicieron inteligente, heredé unos ojazos negros, las piernas largas de mi papá, la sonrisa de mi mamá y el sentido del humor peculiar en mi familia materna. Pero ya que nada está en completo en la vida, lo que nunca heredé ni desarrollé son senos.

Años atrás cuando veía a mis amigas ir desarrollando me preguntaba: “Bueno y a mi estas pendejadas porque no me crecen…” Luego pensé: “Bah! probablemente sea cuestión de tiempo” Ya son 22 años y sigo luciendo un hermoso par de limones.

Cuando estaba en 1er año de colegio, decidí que entraría a la selección de basquet del colegio, si bien al correr no había nada que me estorbe ni me rebote, el asma acabó con mis sueños deportistas…mi sentido del humor y conocimiento en diferentes cosas creció, menos mis senos.

A pesar de burlarme de mis limones, si hay algo que les agradezco es que nunca me hayan dolido más de lo que me duelen en el periodo pre-menstrual, puedo pasar todo un día sin sostén sin que sienta que me cuelgan y los chicos que he conocido me han hablado viendome a la cara y no a las tetas al escote.

Sin embargo una de mis quejas al respecto es encontrar un sostén para lucir con dignidad mi falta de volumen mamario. Mis senos en proporción son tan pequeños como los de Keira Knightley y no he pensado en operarmelos pues no quiero lucir como attaché de discoteca. Ser siliconuda no está entre mis planes, a menos que, ya haya tenido un hijo y se me hayan caido el poquito de senos que tengo, puede que ahí y aumente una talla, pero cargar un par de melones lo seguiré considerando vulgar…de muy, muy mal gusto.

Keira ¿dónde conseguiste ese?

Enseñando un escote con elegancia u_u

Aquí Keira enseñandome que ella también los tiene pequeños como yo

En fin, que alguien me explique porque demonios los sostenes vienen con tanto relleno, maldita sea! Da calor, y esas esponjas son más falsas que las tetas de Paloma. Y es que sino vienen con esponjas, vienen con encajes (que por cierto pica y no hay mi talla nunca)
Debido a esto continué usando sostenes de adolescente, hasta que mi mamá y mi tía empezaron a decirme: “Estos no me quedan, me los compré recién pero no me cierran en la espalda” y yo: “Ahhh ok…” Y ahi están, los uso también pero la verdad estorban, mis senos ahí se sienten tan solos que creo que uno de estos días se irán y me dejarán la pura esponja.

Seguiré con mi búsqueda de un sostén pequeño para estas pequeñas. ¿Es que acaso nadie piensa en las que estamos que orgullosas de ser 32A?. No me los quiero rellenar con más esponja, creo que debo empezar a recorrer los pasillos de las secciones teens o de DePrati Juniors…aunque cueste $30 el muy infeliz ¬¬

Cuando tenía 16 años, allá por los últimos años de colegio, 6to curso para ser más exacta, llegó una pequeña clon, compuesta de marcas diferentes (pero seguro todo era Made in China). Aún recuerdo su mouse sin scroll, ese tosco teclado, el pesado CPU y ese spaghetti de cables. ¡Pero no podía estar más feliz! Tenía 512 de RAM, un disco duro de 40GB y aún así me atreví a instalarle adobe, corel y hasta los sims! Y es que yo era de informática, tenía que estar a la vanguardia u_u

Tantas malas noches que pasé junto a ella, en esos tiempos aún existía macromedia, el internet era con tarjetas de On Net (aunque igual nunca tuve internet hasta que salió la banda ancha) y juntas hicimos mil y un deberes. Pero la pobre, luego de eso ya no podía más y tocó “bajarle la máquina”… Ya no recuerdo el número de formateadas y técnicos que pasaron por su sistema. Cuántos pantallazos azules, sustos, golpes y puteadas que aguantó, debo reconocer que aún así seguía funcionando como se debía (o como podía).

Pasaron 4 largos años de universidad y a cuántas casas no me la llevé (mientras los demás cargaban sus laptops) yo llevaba los cables guindados del cuello. Le expandí todo lo que humana y tecnológicamente se pudo, hasta que un día el monitor murió…el RGB se convirtió en RIP y mi mamá al apuro tuvo que comprarme uno nuevo, esta vez un LCD de 15″, una pulgada más grande…wow!

Por aquí pasaron diferentes mouses, un par de teclados, forros que nunca sirvieron para nada, cables, webcams, audífonos, parlantes. Este disco duro fue testigo de fotos y videos que están también en la ROM de mi cabeza. Diseños, cachuelos, conversaciones lámparas, bromas, encames, peleas, risas, leche y demás bebidas derramadas en el teclado, galletas y meriendas frente al monitor (las dos anteriores no me atrevo a hacer ahora), formateadas y fue cuna de virus, troyanos, griegos, romanos, vikingos y bárbaros…!

Esta pc me vió recibir dos títulos: de bachiller en informática y de licenciada en diseño y comunicación. De aquí salieron el proyecto de grado del colegio y la tesis de la U, por aquí pasaron las 10mil canciones y videos de Linkin Park (mi adicción en la adolescencia), las cientoquinientas fotos de My Chemical Romance en mis tiempos emo, de aquí salió la gráfica de una Expodiseño 2009 y unos cuántos 100/100 en deberes. Soportó la instalación y desinstalación constante de un PokerStars.net que tanto odiaba que me lo instalen. Aguantó skins para que se vea más elegante, pasó el winamp, musicmatch, windows media player y terminó en itunes (ahora con un chilión de canciones de Placebo). Aguantó karaokes, guitar pro, teclados virtuales, y demás programas piratas. Sin contar que tengo un cerro de instaladores marca bahía que parece fin de año…PURO “CUETE”!

Ahora esta pequeña pc se despide, ha sido reemplazada por la nueva iMac que vino ¡con todos los juguetes! Mi compañera de malas noches, que terminó hasta con el DVD-ROM dañado (el cual tenía que abrir con un clip), cerró su sesión conmigo. Ya no escucharé ese tÚ ru ru rú al apagarse, ni tendré que abrir el illustrator e ir a la cocina, hacerme un café y regresar a ver si ya está listo. Y después de tanto quejarme de ti, de sudar frio cada que te inhibías, luego de tanto insultarte por cerrarme programas inesperadamente, de darte 3 golpes, sacudir el CPU, desconectarte y volverte a encender…hoy me despido oficialmente de ti. Mi memoria no es insuficiente para agradecerte por estos 6 años junto a mi, que los 0 y 1 te acompañen…eres grande mi PC! 😀

PD. Que bueno saber que sigas funcionando con dignidad a pesar de todo. 🙂

Placebo en Lima. Martes 20 de abril – Explanada Sur del Estadio Monumental

Un viaje largo pero tranquilo

Regresaba de Quito, cuando abrí mi facebook y encontré una invitación al evento: “Placebo en Ecuador”. Antes de gritar de la emoción, me di cuenta que solo era un grupo que crecía para conseguir la atención de organizadores de eventos del país y a ver si es que se nos cumplía el sueño. Pero no sucedió.

Gracias a esta página conocí a Fer quien me ayudo a conseguir el contácto con Clau, una amiga suya en Lima. Y lo logré, conseguí la entrada a VIP, la cual me costó (incluyendo envío) alrededor de $175. Estaba casi todo listo, solo estaba esperando que llegue el gran día.

Eran las 7 am del domingo 18 de abril, estaba camino a la frontera Ecuador-Perú en bus bastante feo. Luego de 6 horas de travesía llegué a la estación en Tumbes. Un lugar bastante caluroso (y con lo que amo el calor ¬¬)  por suerte solo almorcé ahí y me embarqué camino a Lima en uno de los transportes más cómodos en los que viajado. El viaje no fue como me lo esperaba, fue mucho mejor. Aunque 12 horas después ya estaba desesperada por llegar y aún faltaban 7! Luego de atravesar el largo desierto durante 19 horas, llegué a Lima a las 11 am del lunes 19 de abril.

En unos minutos ya estuve en el hotel y al rato llegó Clau, con mi tan ansiada entrada. La mía y la de mi amigo Luis, otro amigo con el que compartí la travesía (solo que él si tuvo la suerte dinero para viajar en avión). Guardé dentro de mi maleta y debajo de toda mi ropa esas entradas y salí con Clau a comer.

La sorpresa del día

Ni a dos cuadras nos encontramos con Fer, quien estaba abajo del hotel en la puerta principal junto a otros fans, esperando a ver si Placebo asomaba. Pero nada… Fer y yo fuimos a almorzar y luego a la casa de su hermana, donde luego conocimos a Vicky, quien nos acompañaría a una de las mejores cosas que viví en este viaje.

Eran las 5pm y gracias a Miguel, amigo de Fer, logramos entrar a la rueda de prensa! No pregunten que cara pusimos, ni recuerdo cual fue el cuento de Miguel para hacernos entrar. Minutos antes habíamos conocido a Steve Forrest, baterista de Placebo, joven, alto, rubio, con unos ojos azules lindos (y eso que a mi no me gustan los rubios) y con gran carisma; firmó autógrafos y se tomó fotos con todo fan que se lo pidió. (Eso sin contar que la misma noche luego de todo esto, algunos fans compartieron con el un par de cervezas en un billar)

Vicky, Steve Forrest y yo afuera del Thunderbird Hotel

Volviendo al tema de la rueda de prensa, cuando el hombre de la puerta nos dijo: “sigan por el ascensor, piso 21 a mano derecha” confieso que se me cayó el alma al piso, como diría Bonafont. Ya en el salón, me temblaban las piernas, los organizadores pidieron de favor que no tomen fotos mientras ellos estén hablando que ya habría un momento para eso al final de la entrevista. Y salieron… yo estaba sentada a escasos dos metros cuando pasaron junto a mi para sentarse frente a todos a contestar todas aquellas preguntas que se las habían hecho miles de veces antes, pero que no se negaron a responder. Stefan, nos habló en español como todo un español (ostia! venga tío) excusándose por su acento adquirido en uno de sus tantos viajes a la Madre Patria.  Brian, ese pequeño hombrecito de aparencia andrógena, nos hizo reir con su sarcasmo en varias respuestas y pasada la media hora se levantaron para la sesión de fotos que tristemente, duró casi casi un minuto. Obtuvimos lo que tanto queríamos, fotos que ningún otro fan de allá afuera pudo conseguir en ese momento, videos de toda la entrevista y la oportunidad de conocerlos aunque sea camuflados como reporteros.

No se para que les pusieron modelos, son gays en un 150%  xD

El gran día

Eran las 6 am del martes 20 de abril, mi despertador sonó mientras yo me lanzaba de la litera, estaba compartiendo cuarto con 3 extranjeras con las que nunca crucé palabra alguna pues cuando yo llegaba las encontraba dormidas. Traté de hacer el menor ruido posible y me empecé a arreglar para encontrarme con Luis en la recepción.

Luis y yo dejando a un lado el desayuno y posando para la foto

Con mi camiseta y las entradas en la mano, bajé lista a desayunar. Luis estaba ansioso como yo, nos tomamos una foto del recuerdo con las entradas y salimos camino al Monumental. Luego de unos 40 min aproximadamente, llegamos a la Explanada. Eran alrededor de las 9 am y llegamos a hacer fila. Delante de nosotros ya habían unos 20 fans, todos con cara de sueño y con la misma ansiedad que nosotros, nos sentamos todos…y a esperar.

Ahí estamos sentados bajo la tricolor 😀

La espera del siglo

Casi al medio día empezó la prueba de sonido, vimos a Brian detrás de las rejas tocar un poco de “Battle for the sun”. Afuera estabamos unos 6 que esperamos a ver si salían y conseguir unas fotos, pero nunca lo logramos.

Luego de escuchar la prueba de sonido

Ya eran las 4 pm y luego de haber almorzado e ir al baño un par de veces, cruzando toda la explanada del monumental para llegar a una tienda, nuestra ansiedad crecía. Empezaron a llegar los de seguridad y a las 6pm mis oídos escucharon esas melodiosas palabras “se abrirán las puertas, todos de pie y en fila de uno en uno, entrada a la mano por favor”. Una sonrisa nerviosa se me dibujó en el rostro, nos escondimos pilas, baterías, memorias y demás artefactos electrónicos que nos pudieran quitar y …a correr!

Entrada para los afortunados VIP

La carrera

Corrí como nunca corrí en mi vida. La primera parada fue para revisarnos los bolsos, yo apenas tenía uno pequeño con un par de botellas de agua que nos quitaron. Pero mejor, sin agua así no tendríamos necesidad de ir al baño. Volví a correr, la siguiente parada fue para entregar la entrada y pasar por la rampa que dirigía a la zona VIP. Luis y Fer ya me esperaban frente a la barra, guardándome un puesto justo diagonal como a 110º de Brian Molko.  (Fue la mejor ubicación que jamás imaginé).

¡Ecuador representing…! jaja

El efecto Placebo

Eran las 8pm, cuando abrieron el conciertos los Pony Asteroid. 5 canciones, mucha energía, buena banda. Tocaron 30 min y en los 30 restantes el equipo de producción arregló lo que faltaba para el gran momento…

9 pm y empezamos a ver un eclipse. Y no, no en el cielo, sino frente a nosotros. En las pantallas del escenario, el sol se cubría y salieron de uno hasta terminar con Brian Molko. Todos vestidos de blanco, intercambiaron instrumentos todo el concierto. Le vi a Molko como 20 guitarras diferentes (eran 20 canciones).

La demencia empezó con For What It’s Worth. Hubo algo que recorría en mi desde mis pies y salía por mi garganta en miles de gritos. Creo que se llama emoción. No lo podía creer, había empezado el concierto con el que soñé como hace 5 años atrás (sobretodo en los últimos meses). “Got no friends, got no lover” terminaba la canción y yo ya sentía mi garganta calentarse.

I, I, I will battle for the sun…la segunda canción, donde grité como loca al ver a Brian en frente mio tocando la guitarra para el público que se estaba volviendo loco. Esta canción se pone más y más intensa a medida que pasan los segundos y en vivo aún más…Luego de corear Dream brother, my killer, my lover, empezó la que nos hizo saltar a todos a un mismo ritmo.

Cenicero, cenicero, mi corazón de cenicero, la primera canción de Placebo con un coro en español. La gente se volvió loca coreando mientras Brian completaba con “my Ashtray Heart

Como ya sabía el setlist de latinoamerica, ya tenía lista mi cámara en modo video. Y empezó la que mas nostalgia me hizo sentir (sin contar las lágrimas que me salieron en esos momentos) mientras cantaba con todas mis fuerzas “Hush, it’s ok to dry your eyes…”, mi tan esperada Sleeping with ghosts y yo estaba ahí sin nada que decir, solo repetía “Soulmates never die”

¡Si! Brian miró directo a mi cámara

Luego escuché aquel sonidito con el que empezaba el multimedia de mi tesis, era Speak in Tongues, esperaba el crescendo final para cerrar los ojos, mover mis brazos y repetir junto a Molko “Don’t let them have their way, you’re beautiful and so blasé, so please don’t let the have their way. Don’t fall back into the decay, there’s no lay we must obey, so please don’t let the have their way, don’t give in to yesterday”. Ya en el final solo pude gritar “We can build a new tomorrow, today”

Luego de sentir toda la demencia anterior, llegó Follow The Cops Back Home. Fue entonces cuando aproveché a tomar todas las fotos que pude. Es una canción muy linda pero hubiese preferido escuchar “Happy You’re Gone”, “Kings of Medicine” o mi triste “Blind” ya que estaban de canciones depres.

El intro de Cruel Intentions comenzaba, si, era Every You, Every Me y todos empezamos a saltar para dejar a un lado la nostalgia anterior. Pero no duró mucho tiempo, que nos hundieron en la melancolía de nuevo con Special Needs. Remember me…

Y luego de inundarnos de nostalgia, empezó la adrenalina de nuevo, Breath Underwater me hizó saltar otra vez, mientras agitaba mi cabeza al ritmo de las guitarras. Luego vino Julien (la que también hubiese cambiado por Pure Morning o This Picture) pero Brian la interpretó tan bien que no me quejé ni un solo segundo.

One, two…One, two, three gritó desde el fondo Steve y le dió con tanta energía a la batería que les demostró a todos porque merece estar ahí sentado aunque sea tan joven. Todos coreamos The Never – Ending Why tan fuerte que sentí que la cabeza me iba a estallar.

Le tocaba el turno a Come Undone, pero por ahí en la fila se escuchaba el rumor de que tocarían Bright Lightsy así fue! Uno de sus últimos singles, no podía estar fuera de la gira, todos acompañamos a Stefan repitiendo “Bright lights in black holes…Bright lights in black holes…” mientras Brian (y yo por supuesto desde mi puesto contra la barra) cantaba “because a heart that hurts it’s a heart that works” y no hay nada más cierto.

Devil in the Details me mata, en serio. Es tan enérgica, tan intensa, tan, tan, tan…(que parece campana xD, lo siento fue un chistesito) que muchas veces antes había tenido ganas de cantarla a todo pulmón. Y lo hice…luego de esta sentí que me quedaba sin fuerzas, pero aún había más placebos que consumir!

Y es cuando nos sentimos drogados por Meds y no hay frase más cierta dentro de la canción que lo que vivo ahora “…trying my best not to forget”

Quedaban solo 6 por vivir y nos lo advirtieron con Song to Say Goodbye. Canción que me recuerda un buen momento de una despedida “Oh my Oh my…it’s a song to say goodbye…” Buena canción para despedirte de todo.

El esperado momento de la noche, los casi 10 minutos en los que salté como bouncy ball! (esas pelotitas saltarinas que si que rebotan) Pa ra pá pa pá ra rá, era Special K. Y si, estaba ahí saltando, botando tanta energía que sentí que me desmayaría, cuando como si eso no hubiese sido todo nos lanzaron al amargo final de The Bitter End. Con tanto grito y mi garganta hecho pedazos, los vi alejarse…pero regresarían!

Stefan movía sus brazos y nos invitaba a hacerlo con él, mientras coreabamos lo que apenas y nos sabíamos de Trigger Happy, una canción que no vino en ningún cd, (que al menos yo recuerde) pero que no la dejamos pasar por alto, sin vivirla como se debe.

Infra-red personalmente me encanta. “There’s no running that can hide you, ‘cause I can see in the dark” Y si, no había lugar para esconderse de todas esas emociones que aún faltaban por sentir, aunque ya solo quedaban 15 minutos.

Llego la despedida, Stefan y Brian se doblaban como si estuviesen invadidos de una fuerza extraña que la sacaban por esas distorsiones de guitarra y bajo que nos hicieron llegar al borde la locura. No podía pedir más, mientras coreaba “Come back to me a while”…y esa fue Taste in Men.

Los tres se acercaron lo más que pudieron hacia el público y junto a Fiona (la violinista) y el otro guitarrista de gira al cual ni vi hasta ese momento, se tomaron de las manos y agradecieron al público con una venia y así sin más ni más y sin tanto adefesio, nos dejaron ahí más que satisfechos.

Luego le dije a Luis: “Bueno brother, y esto fue todo no?”. Salimos y veíamos una fila de afortunados que al parecer entrarían a backstage a verlos, Luis y yo lo vimos desde afuera de una pequeña hendija, mientras los de seguridad repetían el “avance, avance…” No me importó ya, había vivido las casi 2 horas y media más intensas de mi vida y en todo caso, ya entré hasta a la rueda de prensa jaja.

Luis y yo más que felices 😀

Al día siguiente, miércoles 21 de abril 4 pm, tomé mi bus de regreso a Guayaquil con la sonrisa que cada que lo recuerdo, aparece en mi rostro como aquel día 😀